lunes, 12 de noviembre de 2012

Unidad 3 parte 2 Martes 13 de nov



Esta actividad es para realizar y revisar el Martes 13 de Noviembre del 2012.
Impriman varias copias para los compañeros que no tienen oportunidad de hacerlo . 
Y por el amor de Dios, lean la actividad. 







Necesidades, satisfactores y producción
Los seres humanos tenemos muchas necesidades. Necesitamos agua para beber, preparar los alimentos y aseamos; alimentos para mantenernos, habitaciones para conservar nuestros muebles y tener privada respecto de los demás, vestidos para cubrirnos y protegernos de las contingencias atmosféricas, medicinas para curarnos, libros para instruirnos, diversiones. Tenemos necesidades que debemos satisfacer con nuestra inteligencia, nuestro trabajo y aprovechando los recursos que la misma naturaleza nos ofrece.


Podemos definir una necesidad diciendo que es:
La sensación molesta de que algo nos falta, que nos mueve a actuar para hacerla desaparecer o por lo menos disminuir.


Desde el punto de vista biológico-cultural, las necesidades se clasifican en primarias o básicas y secundarias o culturales.

Las necesidades primarias, básicas o biológicas son aquellas que el individuo debe forzosamente satisfacer, pues de lo contrario moriría. Entre ellas figuran: tomar agua, alimentarse, dormir, vestirse en lugares de clima excesivamente caluroso (desiertos calientes) o frío (regiones polares, altas montañas), etcétera.

A diferencia de las primarias, las necesidades secundarias o sociales no son producto de la naturaleza biológica del hombre, sino de las características socio-culturales del grupo a que pertenece. Entre ellas figuran: tomar refrescos o licores, preparar de determinada manera los alimentos, usar determinadas prendas de vestir, afeitarse, perfumarse, asistir a fiestas y diversiones, etc.


Para la desaparición, o por lo menos disminución, de las necesidades se requieren, en la mayoría de los casos, elementos externos al individuo llamados satisfactores, que pueden definirse como:
Los bienes y servicios capaces de hacer desaparecer, o por lo menos disminuir, una necesidad humana.


Bienes son los objetos materiales indispensables para satisfacer nuestras necesidades: agua, alimentos, vestidos, casas-habitación, medicinas, vehículos, etcétera.

Servicios, las actividades realizadas por otras personas, o por animales, que tienden a satisfacer necesidades humanas. En este caso figuran las actividades de albañiles, carpinteros, sastres, tenderos, arquitectos, enfermeras, ingenieros, médicos, químicos y, en general, de todas aquellas personas que desempeñan una actividad tendiente a satisfacer necesidades humanas



Llegamos así al concepto de producción, que puede definirse como: La obtención de satisfactores capaces de hacer desaparecer, o por lo menos disminuir, las necesidades humanas.


Los recursos productivos
Para que la producción sea posible, el hombre tiene que aprovechar los recursos productivos, que pueden definirse como:
Los elementos naturales y humanos indispensables para la producción, o sea, para la obtención de bienes y servicios.



Los recursos productivos reciben también la denominación de recursos económicos, ya que la obtención de bienes y servicios es uno de los aspectos básicos de los estudios económicos.

Han sido clasificados de muchas maneras, de acuerdo con sus características particulares, la ciencia que los estudia, los objetivos que se buscan con su estudio, etc. En un estudio geográfico elemental podemos clasificarlos en naturales, humanos, técnicos y económicos propiamente dichos.


Recursos naturales son aquellos que la misma naturaleza nos ofrece bajo la forma de agua, aire, yacimientos minerales, suelos y plantas cultivables, bosques, animales silvestres y domésticos, etc.

Recursos humanos. Es la población misma que, con su inteligencia y trabajo, aprovecha los recursos naturales para la obtención de bienes y servicios.

Recursos técnicos. Se refieren a la aplicación de los conocimientos científicos (o sea, de la técnica) en la producción
Recursos económicos propiamente dichos. Estos recursos son los más directamente relacionados con los estudios económicos. Entre ellos figuran:
los recursos monetarios, los sistemas de distribución de bienes y servicios,
las organizaciones industriales, comerciales y bancarias, etcétera.

Por su parte, los recursos naturales han sido objeto de numerosas clasificaciones.

Una de las más conocidas es la de Armand y Guerásimov, quienes distinguen tres tipos de recursos naturales.

En aras de la simplificación, y tomando como base el hecho de que los recursos naturales sean o no capaces de reproducirse, los clasificaremos en renovables y no renovables..